Abogado me pregunta cómo prosperar con la que está cayendo

El otro día hablaba con un abogado. 

Está asustado. Porque ve cómo todo se está paralizando. Y cómo sus principales clientes, del sector de la construcción, cada vez están llamando menos para firmar proyectos, contratos y esas cosas que para las que contratas a un abogado.

«¿Algún consejo, Javi?», me dijo. 

A ver, que yo soy un tío que trabaja desde casa y tiene un negocio pequeñito que da para que mi señora, hijo y servidor vivamos bastante bien. 

No tengo un bufete con varios empleados, ni segunda y tercera residencia, ni conduzco un Infiniti. 

Pero quería saber la opinión de alguien de quien la crisis parece haberse olvidado. Así que le di 5 consejos que te pongo a ti también, por si te valen:


1. Seguir dando el mejor servicio posible. 

Tan simple (que no fácil) como eso. La mayoría de empresas están flaqueando ahí. Reducen su plantilla y luego no tienen capacidad de entregar. Si eres un negocio que sigue dando el mismo servicio impecable que antes de la crisis, ya vas muy por delante de la competencia.


2. Cambiar de clientes. 

Si la clientela a la que sirves ya no te puede comprar, busca a quien pueda hacerlo. Porque no basta con que quieran tu solución. Tienen que estar dispuestos a pagar lo que vale.



3. Pivotar. 

Esto es mejor hacerlo cuando no hay crisis, claro. Cuando tienes una crisis interna y existencial, pero no una externa que amenaza tu pan de cada día. Pero a veces puede funcionar. En su caso, había coqueteado con dar formación a docentes. ¿Por qué no impulsar ese hobbie y convertirlo en una fuente de ingresos?



4. Digitalizarse y formar a otros sobre ello.

Está haciendo grandes esfuerzos para digitalizar su bufete. Y le está dando resultados. ¿Por qué no contar su experiencia y estrategia a otros colegas, ahorrarles los quebraderos de cabeza de la prueba y error que él ha tenido que pasar y, por supuesto, cobrarles por ello?



5. Aumentar la frecuencia con la que te comunicas con tu audiencia. 

Si solo saben de ti cuando te deben algún honorario y quieres que te pagen, es improbable que recurran a cuando te vuelvan a necesitar. A no ser que en el pasado hayas hecho un trabajo impecable con ellos (ver punto 1), pues no volverán a pensar en ti. Comunicar frecuentemente, que sepan que estás ahí, hablarles de sus problemas y, sobre todo, de cómo tú puedes solventarlos, es una forma excelente de reforzar tu marca, conservar clientes y atraer a nuevos. 


De hecho, este punto es tan crítico que lo tendrías que hacer sí o sí para cualquier combinación de los puntos anteriores.

Es mi opinión, claro. Basada en mi experiencia y lo que veo. Pero yo no conduzco un Infiniti.


Bueno.

Para los que entienden la inmensa oportunidad de PROSPERAR que puede proporcionar algo tan simple como aumentar la relación con tu audiencia, tengo una formación que puede interesarte:

>> https://EscribirConSolvencia.com


Sirve para mantener tu status. Probablemente para aumentarlo mientras a tu alrededor los demás caen como moscas. En otras palabras, sirve para que te compren más. Con o sin crisis. Y no conozco ningún nicho de mercado donde no funcione. 


Que tengas un gran día.

Javi «comunicar es prosperar» Vicente.

​​
PD: Para que la crisis te resbale como si fueras de teflón, link​