Javi Vicente – copywriter vendehumos

 

Algunos creen que soy un vendehumos.

Quizá tienen razón.

Porque esto va de venderte una idea.

Y una idea es lo más parecido al humo que puedes vender.

Es incluso mejor.

Porque cuando me compras la idea, yo no la pierdo.

Te la doy, pero la conservo.

 

 

Con el humo eso no pasa:

Yo te vendo una máquina de hacer humo para los conciertos de las verbenas de tu pueblo y me quedo sin máquina.

Ahora. Cuando te vendo una idea, ganamos los dos.

Yo sigo teniendo esa idea en mi cabeza.

Y tú tienes una nueva idea maravillosa.

Una idea que, bien ejecutada, tiene la capacidad de enriquecer tu vida. En todos los aspectos.

 

 

 

Pero tampoco nos flipemos. Es solo una idea.

Sin ejecución, no es muy distinta a tener pensado el crimen perfecto y nunca cometerlo.

Te enriquece si la implementas. Si se queda danzando por tu cabeza sin más, sirve de poco.

Por eso es importante interiorizarla.

Entenderla y comprender las implicaciones que tiene si se aplica.

Ahí es donde fallan la mayoría de emprendedores y pequeñas empresas. Y por lo que a algunos les parece que vendo humo:

No entender las implicaciones de esta sencilla idea.

El otro (gran) error que cometen es el de empeñarse en sacar adelante malas ideas. El sesgo del coste hundido, lo llaman.

 

 

 

¿Lo mejor de esta idea?

El esfuerzo de montar un negocio con esta idea en mente no es mayor que el de montar un negocio normalito.

Eso sí:

Los resultados que puedes obtener son desproporcionados.

Mismo esfuerzo, resultados irracionales.

Y es que, fíjate, además de vendehumos, soy un vago.

Que la cultura del esfuerzo está muy bien.

Pero soy de los que piensa que es mucho mejor obtener un crecimiento desorbitado sin sangre, sudor ni lágrimas.

Se puede. Si conoces esta idea y la implementas.

¿Qué idea es esta?

La que te cuento al detalle cuando te das de alta en mi lista.

Darse de alta no requiere ningún esfuerzo. Ignorar esta idea tampoco.

Tú eliges si te estoy vendiendo humo o una (magnífica) idea.

Por cierto, me llamo Javi Vicente.

Soy copywriter de negocios estrella.

Aunque lo importante aquí es la idea.

La idea del negocio estrella.

Como dijo John F. Kennedy:

“Un hombre puede morir, las naciones se alzarán y caerán, pero una idea continuará viva.”

Pues eso. Esta idea lleva viva desde los años 1960s. Y ha sobrevivido hasta hoy, creando riqueza y fortuna a quienes la han entendido y aplicado.

Y seguirá haciéndolo.

Si quieres ser de los que la conoce y le sabe sacar provecho, es por aquí: