Crema de piernas milagrosa que te hará vender como churros

El otro día vi un anuncio en la tele.

De una pomada para piernas cansadas o doloridas. Algo así.

El producto concreto no es lo importante en lo que te quiero contar. Lo interesante es lo que hace este anuncio.

Verás. En el anuncio se pregunta a personas de 50 o más si sienten sus piernas débiles. Todas afirman que no, que están en su mejor momento y en la flor de la vida.

Entonces la voz en off les da una serie de instrucciones:

– Siéntate en una silla con la espalda recta,

– Pon los brazos en cruz sobre el pecho,

– Estira una de las piernas dejándola en el aire…

… Y trata de levantarse.

No sé si lo has hecho alguna vez. De hecho, puedes hacerlo ahora mismo antes de seguir leyendo. Te espero. Tranqui, que no miro.

¿Ya?
Bueno. Todo el esfuerzo tienes que hacerlo con la pierna que está apoyada en el suelo. Y pueden pasar dos cosas:

Que te levantes (no sin cierta dificultad), o que tu rodilla se niegue a soportar el peso, devolviéndote al momento a tu silla.

Que hayas conseguido levantarte no es lo relevante. Lo importante es lo que consigue este sencillo ejercicio.

Verás. A esto se le llama demostración.

Y hay algo muy poderoso en ello. Porque le está dando al espectador una forma de saber al instante si tiene las piernas débiles o no.

Puede que, hasta ese momento,  creyeras que esa crema era solo para personas con mala circulación o para gente que el único deporte que hace es ir a la nevera.

Y entonces el anuncio le dice: «Mira, haz esto. Y si no te sale, tienes las piernas débiles. Yo tengo esto. Igual te viene bien.»

Demostración.

Métela en tu mensaje siempre que puedas. Porque si tu cliente no ve que te necesita, no te comprará.

Así de sencillo.

Ahora, no siempre resulta fácil.

Y ahí es donde te puedo ayudar. Haciendo que tus mensajes dibujen la imagen mental que moverá a tu lector a que te compre.

¿No me crees?

Prueba a leer esto y a tomarte luego un refresco sin acordarte de mí:

> Te demuestro cómo pinto imágenes en tu mente.

Hacer lo que hago en el enlace es (mucho) más efectivo que contarte que lo voy a hacer y quedarme en una simple promesa.

Ese es el poder de la demostración.

Que pases un gran día.

Javi «demostrar vende» Vicente

PD: ¿no te compran tanto como te gustaría?  Enlace.