Por qué he cambiado el formato del correo de hoy

Puede que te sorprenda el aspecto de este correo.

Si es el primero que lees, quizá no.

Tal vez te llame la atención la letra pequeña. En especial si lees desde un ordenador.

Si lo haces desde la app de tu gestor de correo, en el móvil, probablemente ni notes la diferencia.

Verás, estoy haciendo un test. Estoy mandando un correo de texto plano.

Pero texto plano puro. Una de las opciones menos populares en las plataformas de email marketing.

En este correo no hay imágenes, ni píxeles ocultos de esos que las herramientas de email marketing insertan para tratar de contar (con escaso éxito) quiénes abren los correos.

Al ponerme a crear este correo, Active Campaign (la plataforma que uso) ha puesto el grito en el cielo. Me ha asegurado que así no puede medir quién abre mi correo. Quién me lee.

Como si eso fuera relevante. Si estuviera en la tele, quizá. Tal vez me preocuparía si mi sueldo dependiera de tener un mínimo de espectadores. Pero no es el caso. Mi sueldo, como el tuyo si también estás al frente de tu propio negocio, depende de la gente que te compre.

¿Te compran? Pues tienes para la hipoteca, el cole de los niños e hidroalcohol.

¿No te compran? Pues poco importa que tus mails tengan una tasa de apertura del 55%.

Así de simple.

Incluso he desactivado una opción que permite hacer un seguimiento del enlace (quién hace clic en el link) porque para poder saber quién clica, Active Campaign tiene que colocar una url horrible. Y por ahí sí que no paso. Prefiero no conocer ese dato. Porque en el fondo, también es irrelevante para mi negocio.

Mira. A veces nos perdemos en métricas vanidosas. «Oye, tengo 35.000 followers en Instagram». «Mi último tweet se ha retuiteado 1200 veces». Estupendo. Si eso te da de comer, me compro un sombrero, me lo pongo y luego me lo quito ante tu proeza.

Yo prefiero estar más atento a lo que genera negocio. Lo que produce ventas. Si mando un correo que hace que se den de baja un montón de personas pero consigue 8 ventas ese día, pues oye, alguna fibra especial habré tocado. Tomo buena nota. No me obsesiono por la piel fina de los que se han dado de baja. Me quedo con el otro dato. El que importa.

Bueno.

Pues si tienes una página de ventas que no consigue consiguiendo tantas ventas como esperabas… … o una secuencia de correos que no te está generando las ventas que a ti te gustaría… Tal vez te interese contratarme:

javivicente.net/contrata-a-javi-vicente/

Es para potenciar la única métrica que importa. Si buscas likes, followers y pulgares hacia arriba, hay muchos ahí fuera que pueden ayudarte. No soy tu hombre. Yo solo me dedico a hacer que te compren.

Que tengas un gran día.

Javi «solo texto» Vicente

PD: detalles en el link.