Te reto a que no te duermas leyendo este mail

¿Cuántas de estas frases así has leído últimamente en titulares de webs de copywriters?

– Te ayudo a hacer más ventas

– Impulsamos conversiones

– Escribo un copy que emociona y transforma a clientes

– Haré que tus prospectos saquen sus tarjetas listos para comprar

– ¡Escribo copy que convierte!

– Correos electrónicos que reciben clics

– Obtén un flujo constante de clientes potenciales

Aburrido. Hasta una oveja se dormiría.

Estas frases, utilizadas como titulares y como «gancho» en los perfiles de LinkedIn son el equivalente entre los copywriters al  «En XXX lo importante eres tú. Trato personalizado. 230 años de experiencia» de muchos negocios online.

Bueno. Quizá es un poco injusto decir esto. Porque, al menos, los copys clónicos que emplean alguna de las frases de arriba te están diciendo qué hacen. Ya es un avance, oye.

Pero sigue habiendo un problema gordo:
Cuando todos ellos dicen hacer lo mismo, sin un mínimo atisbo de personalidad u originalidad… ¿a quién creer?

Mira. Hay una máxima que funciona muy bien en dos sentidos:

1- Para demostrar que sabes hacer lo que dices que sabes hacer.
2- Para que sea más probable que te escojan porque REALMENTE sabes hacer lo que dices que sabes hacer.

Ojo. Porque esto aplica a cualquier negocio. Para copywriters y para abogados de copyrigths.

¿Cuál es?
Los ingleses lo llaman:

Show, don’t tell.

(De)muéstralo en lugar de contarlo.

Entonces, en lugar de decirte que hay una cosa que le faltan a tus textos… … y que soy muy bueno y que yo puedo aportar ese elemento esencial para que vendas más…

En lugar de decírtelo y quedarme tan pancho (y tan plano)…

… Lo que hago es demostrarte EXACTAMENTE a qué cosa me refiero con una historia que hará que pienses en mí cada vez que bebas un trago de coca-cola. Incluso cada vez que escuches a alguien abrir una lata de refresco. Irremediablemente, sin poder hacer nada al respecto, te vendrá esa historia a la cabeza.

Bueno, yo te lo aviso para que luego no me escribas quejándote de que no puedes dejar de pensar en mí cuando ves una coca-cola. Pero si insistes y quieres ver de qué hablo en lugar de contártelo, es aquí:

>> ¿Cuál es el elemento secreto para aumentar tus ventas?

Imagina si pudieras meterte así en la mente de tus clientes para hacer que te compren.

Que tengas un gran día,

Javi «show, don’t tell» Vicente

PD: Link.